Por qué Los Músicos Están Ganando Menos Estos Días

En la época actual cada vez es más complicado ganar dinero por la venta de discos, en gran parte, por el cinismo del público al exigir cada vez mejores productos, pero sin querer invertir en ellos y consumirlos gratis a través del uso de internet, y en algunos casos, hasta molestándose con las compañías de música por eliminar el contenido pirata de internet.

Es por lo mismo de que las ventas son cada vez más bajas, que los requisitos para que un artista logre un reconocimiento como disco de oro, disco de platino o en muy pocos casos disco de diamante, han cambiado en México en los último diez años.

Por ejemplo, en 1998 un cantante o grupo musical tenía que vender cien mil copias en formato físico de una producción discográfica para obtener un disco de oro. En el año 2000 debía vender setenta y cinco mil copias para obtener el mismo reconocimiento, cincuenta mil en el año 2003, cuarenta mil en el 2009 y hoy en día se necesitan treinta mil discos vendidos para obtener un disco de oro.

En el caso del disco de platino en el año 2005 eran necesarias cien mil copias vendidas. Hoy en el 2018 se necesitan sólo sesenta mil. En el extraño caso de un disco de diamante, considerado el máximo reconocimiento en la industria musical en México, se necesitaba de un millón de copias vendidas, comparado con las trescientas mil que se requieren en 2018.

Pero que el número de copias vendidas requeridas sea menor hoy en día no quiere decir que sea más fácil ganar un reconocimiento, al contrario, el número ha disminuido porque es más complicado para un cantante vender su música, esto porque hoy en día el consumidor quiere pagar menos y recibir más.